14 abr. 2012

Conozca la prosperidad con el YO SOY 4


Conozca la prosperidad con el YO SOY 4
Por: FRANCISCO ANTONIO RODRIGUEZ FIGUEROA

Todo en la vida debe de ser a medida que su corazón lo pueda resistir en otras palabras, poco a poco el YO SOY tu DIOS os dará según tus pensamientos y la formación de tus ideas y no te enloquezcas por tanta fortuna que Dios os ha dado, el TODOPODEROSO  te da de acuerdo a su sentir de su corazón.



“Pero los afanes de este siglo y el engaño de las riquezas y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra y se hace infructífera. 
Marcos: 4: 19 
                                                    
“Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchas codicias necias y dañosas que hunden a los hombres en destrucción y perdición”.  1Timoteo: 6:9. 
                   
El amor al dinero distorsiona su manera de actuar y de pensar referente a Dios, y te hace más mezquino e idolatra.

No distraigas tu corazón con cosas de este mundo porque de ellas es la perdición, la mentira y te acarrea problemas en tu vida diaria.

“A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongáis las esperanzas en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos”.
“Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras dadivosos, generosos. Atesorando para sí buen fundamento para lo porvenir, que echen mano de la vida eterna”.  1 Timoteo: 6: 17-19.
                                                                                                                           Muchas personas cuando se enriquecen olvidan lo que fueron dejando a las otras personas como si apestaran, creen que sus riquezas no se van acabar pues, todo la material debe de terminar dejando a estas personas inseguras llenas de espíritus malignos de codicia, de orgullo, mezquindad y otras cosas semejantes a esas.

Sed ricos de Espíritu y el YO SOY tu DIOS  os dará riquezas que abundaran de bendiciones para que seas una persona en Cristo.

Francisco Antonio Rodriguez Figueroa
Coaching
Cada persona para los ojos de Dios somos iguales no hay rico ni pobre solo la riqueza espiritual es la fuente de todas las riquezas, ya que con las riquezas espirituales adquirimos sabiduría, conocimiento, entendimiento, intuición para desarrollar las riquezas de este mundo que es lo que te hace diferente a las otras personas que solo ven las riquezas terrenales sin saber que todo material se agota  y muere.


©Copyright Derechos Reservados 2012 GENEX7EMPRESARIAL